Empieza por observar, todo lo demás viene después

9 / 100

Empieza por observar, todo lo demás viene después

Observar para poder contar

Empieza por observar, todo lo demás viene después:
.
Este momento que estamos viviendo es único en muchos aspectos. Es una época
llena de incertidumbres, días raros, preocupaciones. Para algunas
personas muy duro, para otras menos pero sin lugar a dudas es una
situación inesperada. Pero por otro lado podemos ver la oportunidad que
nos trae todo esto.
.
En el post anterior los invitaba a aprovechar para capturar el día a día de los peques en casa. Yo daría lo que sea por poder
estar documentando los días de mis sobrinos! Me imagino todas las
oportunidades que tendría de ser partícipe de tantos momentos de hogar
únicos.
.
Cómo puse en el título, encuentra esos momentos.
Tienes que estar atent@ y verás que hay muchísimos a lo largo del día.
Con los niños, al contrario de lo que puede parecer, es muy fácil
encontrar momentos que atesorar. Ellos siempre están descubriendo cosas,
están muy felices o muy triste, son muy emocionales! Saben disfrutar de
la vida, viven el momento presente con mucha intensidad. Si son muy
pequeños, viven con la cara sucia o con los pelos locos. Hay tantas y
tantas situaciones que hoy las vivimos como cotidianas pero que el día
de mañana adoraremos.
Yo amo trabajar con niños, nunca jamás en
todos los años que llevo trabajando con familias, me he vuelto a casa
sin esa sensación de entusiasmo por el tesoro que llevo en mi cámara.
.
Esta propuesta no tiene que ver con fotografía profesional, no debes
tener una cámara ni el último teléfono, en el próximo post te contaré
algunos trucos para que el teléfono sea tu aliado a la hora de
documentar la infancia de tus peques. Hoy quería centrarme en la
importancia de los momentos. Hay veces que nos perdemos en la
cotidianeidad, en las tareas diarias, perdemos perspectiva de las cosas y
vemos como natural muchas cosas que suceden a nuestro alrededor.
.
Te propongo una cosa, olvídate de la fotografía y empieza por mirar.
Observa las cosas que suceden durante el día a día. Las caritas que
ponen al dibujar, las manitos regordetas agarrando la cuchara al comer,
como se peinan al espejo, como hablan con sus amigos, abuelos etc a
través de videos llamadas, como disfrutan los baños, los pelos mojados,
hay tantas cosas, es infinito! Es una oportunidad de conectar con esos
pequeños detalles. Este es el primer paso antes que nada, porque
fotografiar es mirar, es contar, es narrar, es un lenguaje. Primero
tenemos que querer contar algo. Observa, emociónate, crecen muy rápido.
Tenemos los teléfonos llenas de fotos sin intensión que terminan en la
nada. Yo quiero que ayudarte a que cada foto cuente.
Gracias por leerme. Me encantan las preguntas asique ya sabes…y si quieres, comparte!
Maru. Historias mínimas fotografía

Prev Yo también fui niña (y tengo constancia de ello) gracias a los adultos que me amaron
Next Documentar la infancia

Comments are closed.

Gracias por Visitarme